10 de junio de 2008

Abilio Estévez


El pasado Jueves estuvimos Lucía, de Edere, Alejandro Luque, escritor y periodista y el que escribe, con Abilio Estévez, el poeta y narrador cubano que estos días presenta El Navegante Dormido, su última novela. Nos vimos en el Hotel Casa Romana, en la calle Trajano de Sevilla, en un patio de luz ambarina con el repiquetear constante de una fuente que parecía una cantinela infantil de pulpa silenciosa. Abilio es un hombre elegante, de una ternura blanda e infinita que habla como deben hablar los bisontes entre ellos. Hay otros escritores que son como una vaca, le pasa a Atxaga y esto en palabras de Sarrionandia. Pero Abilio es un bisonte en estado puro, en reposo, que rumia las palabras en su justa forma y que las expulsa con la dosis exacta de definición, reflexión y tranquilidad que cualquier oyente necesita para poder emprender el proceso digestivo que todo diálogo suscita. Yo creo que la cosa ésta totémica es aplicable a los autores. Y recordando el calendario chino y aplicando esto se podría decir que hay autores jabalí, autores ardilla, autores tiburón y autores bisonte. A mi me gustan los autores vaca y los autores bisonte, por la libertad que dan las praderas y las montañas y por la calma que hay siempre en sus ojos.

Pero esto es cuestión de gustos. Procuro leer a todos pero tengo mis preferencias.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Abilio Estévez en el casal lambda

Lean artículo "daiquiri mulata"

http://oriolquiles.blogspot.com


saludos