3 de marzo de 2008

AMERICANA, Henry W. Longfellow

Edición rústica · 15 x 20 cm · 312 páginas · 18,50 € · comprar

Longfellow combina de manera sorprendente la descripción de las miserias de los primeros puritanos con la crítica de los genocidios que estos provocaron en las naciones indias en un canto fresco por la tierra, la naturaleza y por el indio, el piel roja que es capaz de vivir en el mundo como un ser vivo más, y no como un depredador menos. En Evangeline una muchacha se enamora de un joven durante el exilio de todo un pueblo. La ausencia prolongada del amor se refleja de manera grandiosa en el paisaje virginal de América del Norte. La Canción de Hiawatha es la gran obra de Longfellow. Surgida de las tradiciones indias y de las leyendas orales de los mitos que originan la religiosidad de las tribus de Norteamérica, retrata la figura de Hiawatha, un dios indio que nace para establecer la paz entre las naciones, conjugar la vida en las grandes praderas con la armonía de la naturaleza, enseñar a amar, e indicar, de manera terrible, la caída de esta civilización, anunciando la llegada del hombre blanco, recibido como un dios. El Cortejo de Miles Standish, es un pequeño relato acerca de un amor oculto. Tres son los personajes, Miles Standish, el viejo guerrero, John Alden, el fiel sirviente, y Priscilla, la mujer amada. Los trabajos como celestino del joven John generan una intensa relación de amor que tarde o temprano tiene que brotar.

"Las abejas, con un profético instinto de supervivencia, habían ido atesorando miel hasta que sus colmenas rebosaron, y los cazadores indios vieron confirmada la crudeza del invierno que se avecinaba en el grosor de la piel de los zorros".
Henry W. Longfellow (1807 · 1882) nació en Portland, estado de Maine. Escribió su primer poema a los trece años. Tras acabar sus estudios, de 1826 a 1829, viajó por Italia, Francia y España y volvió a los Estados Unidos donde se desempeñó como profesor y bibliotecario. Realizó una gramática francesa y un pequeño método de aprendizaje de español. Tras casarse con Mary Storer Potter volvió a Europa donde estudió sueco, danés, finlandés y alemán. Su mujer murió en Rótterdam en 1835. En 1839 publicó Hyperion una colección de poemas bajo el título de Voces de la noche. En 1840 escribe El estudiante español, un drama en cinco actos. Dio clases en Harvard. Volvió a casarse y su segunda mujer, Frances, murió trágicamente en 1861. Se quemó de manera accidental. Esto le marcó por el resto de su vida. Hemos publicado en Mono Azul Americana, donde se recogen tres de sus mejores libros, Evangeline, El cortejo de Miles Standish y La Canción de Hiawatha, escritos entre 1847 y 1855. Murió en Cambridge en 1882, en primavera.

No hay comentarios: