3 de marzo de 2008

ISRAEL POTTER, Herman Melville

Edición rústica · 15 x 20 cm · 280 páginas · 18,50 € · comprar


Llamadle Ismael, llamadle Bartleby o llamadle Israel Potter. Todos ellos son personajes, heterónimos de Herman Melville, uno de los monstruos literarios del siglo XIX, padre de Moby Dick y de aquel Bartleby famoso por su enigmático Preferiría no hacerlo. Israel Potter es la historia de un pobre hombre, luchador por las libertades de los estados americanos que de manera rocambolesca llega a Inglaterra a finales del XVIII. Allí conoce a un aristócrata inglés, para el que trabaja, cuida de los jardines del rey Jorge, sirve como espía de Benjamín Franklin, y se enrola a las órdenes de Ethan Allen y del pirata John Paul Jones. Basada en un personaje de la época, esta novela de aventuras, de una comicidad que roza el absurdo, nos coloca al lado de un tipo inerme, quijotesco y que en muchos momentos provoca una lástima enternecedora. Melville escribe Israel Potter en el año 1855, en un momento en el que el éxito obtenido gracias a sus “narraciones marítimas” ha desaparecido en la niebla de la ballena blanca de su vida. Israel Potter es una de las obras más desconocidas del mejor Melville. Es una sátira que deja al aire determinados pilares sagrados de la nación norteamericana. En libros como este, donde la aventura es tan real y palpable como su descripción, se esconde la amarga tristeza del hecho de vivir, tan auténtica que nos provoca risa. Potter es todo un precursor de los libros de Kafka y del gran Albert Camus.

"—Esto no puede ser, señor —dijo ahora el oficial—. Usted ve que no puede ser. ¿Quiés es usted?

—Un pobre tipo perseguido a su servicio, señor.

—¿Quién le persigue?—Todo el mundo, señor. Todos parecen estar en contra mía, ninguno de ellos desea recordarme."

Herman Melville, (1819-1901). Trabajó como oficinista y en labores agrícolas después de recibir su educación en las escuelas públicas de Nueva York, donde nació. Antes de cumplir los veinte años se enroló como marinero, "Mi Harvard y mi Yale fueron el mar y las olas". Fue maestro en una escuela para volver al mar como ballenero. Viajó por los mares del sur y vivió con los caníbales. De estos viajes surgieron las novelas: Typee, Omoo, Redburn. Chaqueta Blanca, Mardí y Moby Dick. Tuvo cuatro hijos. Perdió a dos de ellos, el mayor se suicidó en un apartamento inmundo de Nueva York y el segundo varón perdió la vida en California, a causa de una enfermedad venérea. Los últimos años de su vida los pasó en el más absoluto anonimato. A esta época pertenecen Israel Potter, Bartleby, Billy Bud y Benito Cereno. Pocos autores acarician el tuétano del alma humana como lo hace este genial escritor.

No hay comentarios: