27 de agosto de 2008

El sillón del imperio

Estos días se decide finalmente el nombramiento en Denver del candidato demócrata a la presidencia de los EEUU. Parece ser que será Obama. Nombre musulmán para el sillón del imperio. Hillary no las tiene todas consigo. Los Clinton están que trinan porque la jugarreta les ha salido mal. Nepotismo de gran altura. O nostalgia del sedentarismo y de otras épocas en boca de Alessandro Baricco cuando ve ahí una parte de la sintomatología de los nuevos bárbaros. De todas formas parece ser que sin duda alguna será Obama el candidato, y que ahora es el momento de dejar la militancia de base y las organizaciones más dinamizadoras del voto para encomendarse de verdad al aparato del partido. No tiene cara de mal chico, pero si ha llegado hasta ese lugar, seguro que ha pisado a mas de un conejo y le ha cortado la cabellera a mas de una rata. En fin. A ver que hace con Rusia y con Irak, y con Ahmadineyad ...



...

No hay comentarios: