9 de septiembre de 2008

Alarde de Hondarribia


En el alarde de Hondarribia, una fiesta que conmemora el sitio levantado contra los franceses en el Siglo XVI, ayer se produjo un hecho cargado de indignación para cualquiera. Tradicionalmente son los hombres los que desfilan por el pueblo, pero hace doce años las mujeres se fueron incorporando como protagonistas de la fiesta. Sectores racistas y machistas intentaron ayer de nuevo dinamitar el jolgorio y al paso de las mujeres vestidas como manda la tradición las recibieron con paraguas negros para evitar verlas. Una forma de boicot a las mujeres a las que lanzaron todo tipo de insultos. Cuesta creerlo y sobre todo cuesta verlo ya que debajo de esos paraguas como se comprueba en algunas fotos hay piernas femeninas. Todavía quedan muchos ciegos con paraguas negros a los que el mundo actual observa impasible y con lástima.


No hay comentarios: