11 de septiembre de 2008

‘Encuesta de Infancia en España 2008’

En la Encuesta de Infancia en España 2008, realizada por Fernando Vidal y Rosalia Mota, que ha dado pie al post anterior se recogen un sinfín de conclusiones. Algunas de ellas las incluyo en este nuevo post sobre este tema:
-Los niños de pueblo son más felices y las niñas más sociables, contemplativas y menos activas.
-Se detecta una violencia física en la metrópolis, una mayor violencia severa en las ciudades medianas y una violencia ocasional bastante extendida entre los niños de las localidades más pequeñas.
-En cuanto a la conciliación familiar, el 17% de los niños están solos toda la tarde; un 20 % el padre no está normalmente para cenar y un 3% no tienen a ninguno de sus progenitores para cenar. El 27% de los niños llega a sentir soledad en su casa.
-Los niños de 6 a 11 años reconocen masivamente la autoridad de los padres y el derecho que tienen éstos a mandar en sus cosas. En la preadolescencia se invierten los términos aunque muestran bastante integración y poca negación radical de dicha autoridad, pero no legitiman todos los castigos
-Existe un desajuste bastante grande entre el tipo de trabajo de sus padres y el trabajo soñado por los niños. Ellos aspiran a ser médicos, artistas o deportistas en un mundo en el que sus padres son peones. A mayor clase social, los niños eligen profesiones liberales (abogado, arquitecto, médico), educativa (maestro) o artística, y conforme la clase es menor, más se opta por profesiones punitivas (policías, militares), deportivas o del mundo de los animales (veterinario) y del motor (camioneros y mecánicos).
-Estamos en un país de niños de clase media baja.
-Más del 50% de los niños tiene la intención de leer un libro cuando lleguen a su casa, pero cuando en la preadolescencia, la tasa de lectura diaria se desploma. Ellas leen más que ellos en todas las edades.
-Cuanto más alta es la clase social, mayor es la asistencia a misa tanto ocasional semanalmente. A menor clase social, mayor número de niños musulmanes, cuatro veces más que en la clase alta.
-En el colegio, los niños de inmigrantes están más solos, se les maltrata más y son menos violentos que los hijos de no inmigrantes. Los niños que tienen uno o dos padres inmigrantes tienen más primos pero les ven menos, y tienen menos amigos en el colegio. Sin embargo, salen solos en mayor medida, lo cual indica que tienden a relacionarse con amigos de su barrio.

No hay comentarios: