8 de septiembre de 2008

Solidaridad con Cuba



Esta tarde hora española, comienzo de la jornada y madrugada, hora de Cuba, el huracán Ike ha golpeado con saña el morro y la dentadura del caimán caribeño. Casi un millón de desplazados, olas de hasta cinco pisos de altura y un pais volcado para que los daños sean de la menor cuantía posible, en primer lugar humana y en segundo lugar económica. Es de reseñar siempre que un país como el cubano, con una situación económica siempre en la cuerda floja, afronte catástrofes de estas dimensiones con esa entereza y esa organización muscular. En otros lugares fenómenos meteorológicos de esas dimensiones han causado estragos superiores. Los que hemos vivido el paso de esos terribles huracanes en la isla rememoramos nuestra experiencia cada vez que todos los veranos los vientos se confabulan para desnortar un poco a la pequeña isla valentona del caribe. Pero ahí sigue, pequeñita y entera. Un saludo a todos los amigos cubanos donde quiera que estén.

No hay comentarios: