19 de noviembre de 2008

La puerta se cierra

Ayer por la mañana El Juez Baltasar Garzón renunció a encausar los crímenes del franquismo. Después de todo el aparataje jurídico montado, tras conseguir un apoyo unánime de las asociaciones de la memoria histórica y jugando con la esperanza de que por fin se declaren los 40 años de dictadura como un tiempo de oprobio, vergüenza y se juzgue a sus asesinos, un auto formulado de una manera arbitraria, hecho sin el respaldo de los formalismos legales que pudieran haberle dado un mayor aliento, todo parece haberse convertido en agua de borrajas. Mucho ruido y pocas nueces, afirma Emilio Silva, presidente de la Asociación de la Memoria Histórica. "No esperáramos que se declarara incompetente. Ha sido mucho ruido para muy pocas nueces. Seguimos estando solos, pero mantenemos nuestra hoja de ruta. Las exhumaciones seguirán haciéndolas voluntarios. Si en ocho años nosotros hemos conseguido solucionar un 2% del problema, el Gobierno podría terminar con esto en dos años. ": Dispersada la causa en multitud de juzgados el queso de la discordia se diluye en migajas y puede que de esto no quede nada. Otra puerta que se cierra. Y esta es de las últimas oportunidades. Los nietos han peleado para que se recupere la dignidad de sus abuelos, en el momento en el que muchos de los abuelos ya han muerto y los que quedan son poquísimos. La historia se va a cerrar en falso.

No hay comentarios: