23 de febrero de 2009

Antonio Machado

Hace 70 años murió en Colliure. Había atravesado la frontera con su madre a cuestas, y también casi como dijera Vallejo, "con la madre España a cuestas", y fue a morir en un pueblecito de Francia. Desde Febrero del 39, el ejército Rojo español, ejército republicano abatido y desorientado, con las armas enfundadas, con la miseria latente que guía los pasos, camina hacia su derrota sellada en Abril del 39, dentro de un mes se harán 70 años...
Esa es una marca en España, 70 años del mayor desastre que puede acontecer a un país, de la mayor ruptura posible y del mayor descalabro del que aún hoy nos dolemos. La memoria histórica es una tirita que no cubre el área de la herida grande. Y Machado y Lorca y Miguel Hernández, el exilio y la muerte, el asesinato y la cárcel y el frío, son los emblemas de aquello que nos pasó y que sigue doliendo en las bisagras de la boca. Hoy leeremos poemas de Machado con la vela inerte de la infancia rota y quizá vuelvan de nuevo "esos días azules y ese sol de la infancia...

1 comentario:

mertxy dijo...

PARA MI UN DIOS, GRACIAS
MIL BESITOS DE AGUA
......GOLPE A GOLPE...
MERCHY