30 de abril de 2009

Tapaboca

La imagen lo dice todo. Ahora mismo hay unos trescientos y pico posibles afectados por el virus de la fiebre porcina en todo México. Se ha producido un fallecimiento. Y según la OMS, esto de la gripe porcina está escalando, pais a pais, en una especie de risk con pocos ejércitos todavía, hasta copar el mapamundi con chinchetas . La imagen de hombres y mujeres con los "tapapocas", las mascarillas para evitar el contagio, o quien sabe, para evitar contagiar al de al lado cuando uno mismo desconoce que en pocas horas va a ser su cuerpo un campo alimentado pro la fiebre, las articulaciones serán de goma y la garganta se quedará floja y seca, es escalofriante Ya no son los japoneses o los pekineses que se tapan para evitar la polución y la contaminación. Ahora el tapabocas nos cerca frente al que está más a nuestro lado. La imagen de una humanidad en plena crisis caminando hacia sus trabajos y ahora, según consejo de Felipe Calderón, recluídos en sus casas hasta nueva orden. Son las masas silenciosas, que se tapan para evitar contagios y cuya imagen simboliza también la boca cerrada frente a la crisis mundial económica que ahora viene azotada por una pandemia que crece terminal tras terminal, avión tras avión, y se expande con sigilo por el mundo. Resultan curiosos algunos datos La gripe no la desarrollan por ahora ni los niños, ni los ancianos. La horquilla de edad se sitúa entre los 20 y los cincuenta años. Corre desde tiempos inmemoriales por las tierras de México un estigma, una leyenda, una superstición que afirma que México estalla cada centuria. Asi fue en el 1800, con la Independencia, en el 1900, con la Revolución Méxicana y ahora en el 2000 con el imperio del narco dejando cabezas cortadas en las cunetas y cuerpos desmembrados vete tú a saber donde. Esperemos que la Pandemia sea una voz de alarma que naufrague pronto y que México vuelva cuanto antes a salir a la calle y a vivir con el habla sin tela que la tape.

No hay comentarios: