12 de mayo de 2009

Antonio Vega

En este día de resol, de nubes bajas y luz plateada, esa ceniza que empaña el aire y que presagia una tempestad, o una tormenta. Día para fotos en blanco y negro. Sin filtros. Llegaremos a la tarde y la tormenta no habrá aparecido o sí, pero su presencia ingobernable sigue tonalizando el cielo hasta que llega la muerte nocturna y una voz. Sí, hoy ha muerto Antonio Vega, el "chico triste y solitario", de los ochenta, el compositor de algunas de las mejores canciones del pop español de los ochenta. Su voz delicada y de fibra, gato triste donde los haya, se ha consumido en el aire de un cambio de época, cuando ya no nos acordamos de los ochenta, poco, hemos recuperado lo necesario y entre esas cosas recuperamos a este hombre metido a estudiante de arquitectura y de sociología, estudios que abandonó en los setenta para entrar a formar parte de Nacha Pop. Jodido por la vida y por las drogas, por esas noches sin Marga que le dejaron en la playa solitaria de los 51 años, con una guitarra que todavía encienden sus manos.

No hay comentarios: