25 de mayo de 2009

La Plaza Nueva se queda sin libros

Acabó la Feria del Libro de Sevilla 09. Han sido días intensos, con una oferta variopinta de autores títulos y presentaciones. Desde Mono Azul editora hemos hecho llegar a los lectores SOY APACHE, COMO HACER VERSOS, y la GUÍA MISTERIOSA DE ANDALUCÍA OCCIDENTAL, a través de sendas presentaciones cada uno. Se trata de una Feria en desarrollo paulatino, con mayor presencia de visitantes y que se debate entre el crecimiento y el estancamiento. "Los futuros del libro", han tenido también su hueco en el programa. La hibridación entre formatos, papel y digital, aparece para algunos como una panacea para el mundo del libro, en medio de esta crisis ecológica sin precedentes. No creemos que el libro en papel desaparezca, esperamos con ansia el nuevo libro de Umberto Eco para aclarar muchas cosas. Pero los retos son mayúsculos y el mundo editorial debe afrontar con excesiva y ajustada creatividad las nuevas fórmulas que siempre pasarán por el rigor en los textos literarios y por el papel fundamental, a nuestro entender, del editor y de los editores, garantes de la diversidad del ecosistema librero. Falta todavía reflexión en torno a este asunto. Aunque no hay mucho tiempo porque los cambios se producen de manera vertiginosa. Los libros seguirán siéndolo, y el papel va a tener, a nuestro entender un protagonismo fundamental para certificar la buena literatura y la apuesta arriesgada y crítica por textos que desentrañen la realidad y abran puertas limpias al camino del conocimiento. Lo otro es muy interesante para la promoción y los "alrededores del libro", pero seguimos creyendo en la fundamentación del pensamiento a través del papel, sobre todo cuando hablamos de literatura.

No hay comentarios: