4 de junio de 2009

Consejos de Maiakovski

Siempre es conveniente reescribir el poema, pero por la noche, nunca por la mañana. Conviene no precipitarse. Si lo que se pretende es advertir algún fallo en el poema, bastará con echarle un vistazo a la mañana siguiente, pero si uno se pone a reescribirlo esa misma mañana, la mayor parte de los "fallos" pasarán inadvertidos y permanecerán allí para siempre.
Aprender a general una distancia adecuada y organizar el tiempo, debería ser la primera regla de todos los manuales prácticos para escribir poesía.


COMO HACER VERSOS, Vladimir Maiakovski, Mono Azul editora 09

No hay comentarios: