16 de septiembre de 2009

Las Vírgenes prudentes

Juan Antonio Glez Romano www.ahdelavida.blogspot.com Setiembre 2009

A mediados del año pasado (es decir, del curso pasado, porque los docentes contamos los años por cursos) me topé con uno de los mejores blogs de la comarca galáctica, el de Jesús Cotta. Fortuna, que tiene esos caprichos, hizo que con posterioridad conociera en persona a Jesús, con el que comparto tertulia literaria. Primero, pues, lo conocí como escritor bloguero, después como persona y, llevado por lo uno y lo otro, me compré y me leí su novela Las vírgenes prudentes, editada por el Mono Azul.
Leer los libros de un amigo es una actividad no exenta de peligro, ya que lo leído puede disgustarte y eso empañar la relación personal, sobre todo si se te da mal disimular. Afortunadamente (como se habrá sospechado el lector inteligente -es decir, el lector de este blog- puesto que, de lo contrario, esta entrada jamás habría sido escrita) no es este el caso, ya que Las vírgenes prudentes nos presenta a Jesús Cotta en estado puro: inteligente, audaz, entretenido, divertido, reflexivo.
El planteamiento de la novela es prometedor: un convento y un prostíbulo pared con pared; el desarrollo no desmerece - con escenas memorables, como las de las prostitutas haciéndose pasar por monjas (con los peligros que entraña una escena así)- y el final resulta muy logrado, con lo que la novela se lee con interés constante.
Tal vez se echen de menos algunas páginas más. Ciertos pasajes, entresijos de algunas relaciones personales de los personajes, algo de ambientación... merecerían un mayor desarrollo y, a buen seguro, propiciarían un disfrute adicional a los afortunados lectores valga (en este caso así es) la redundancia.
Arriba les dejé el enlace a la editora Mono Azul. Así que ya están tardando en encargar el libro. Si conocen el blog de Jesús, no se verán defraudados por su novela, ni mucho menos.

No hay comentarios: