6 de abril de 2010

Próximamente

Mono Azul editora publica en breve la segunda edición de "El banquero anarquista y la tiranía", de Fernando Pessoa. Junto a este libro se publican también una reedición de la "Autobiografía", de Benjamín Fanklin, y "Una impresión de Bécquer", de Julio Nombela, un libro este cercano, asombroso y perturbador que nos mete de lleno en la vida de un poeta mágico y tierno, triste y perturbador, de la mano de uno de sus mejores amigos. Incluímos en este post un adelante de este libro, un fragmento del prólogo a "Una imprésión de Bécquer":


...El Bécquer que mantiene viva la poesía en un siglo desértico, el poeta que engorda y engrandece la tradición y la herencia memorial de poetas como José Bergamín. Hay un poema de Bergamín dentro del libro Esperando la mano de nieve, que bien pudiera definir lo que es Bécquer con respecto a la literatura española.


Pesan sobre tu alma, /el cielo, las estrellas,/el mar y las montañas./ Con pesadumbre tanta/ como pesan los sueños/ con todos sus fantasmas./ Como pesa en el agua/ la sombra de una nube/ solitaria que pasa./ Y como las palabras, /hojas muertas que el viento/ del otoño arrebata


Siempre tuve la sensación de que este poema de Bergamín es una apelación al yo más íntimo de un poeta y al tú becqueriano que impregnó la literatura de una forma tan leve, tan enigmática y tan impresionista como esa sombra de una nube solitaria que pasa y mancha y pesa en el agua quieta del poema de Bergamín.

No hay comentarios: