5 de mayo de 2011

Diario Delirio Habanero, finalista del Camino del Cid de Literatura de Viajes

El pasado 3 de mayo recibimos en Mono Azul la noticia de que Diario Delirio Habanero, de Luis Manuel García Méndez, ha sido seleccionado como finalista para el Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid. Por segundo año consecutivo Mono Azul editora llega a este premio con una noticia tan hermosa como ésta. Recordamos que en la pasada edición, Javier Lucini ganó el Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid con el libro Apacherías del Salvaje Oeste.


03/05/2011

El Consorcio Camino del Cid ha dado a conocer los libros finalistas del IV Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid. Un total de 24 librerías que forman parte de las provincias por las que discurre la ruta junto a un comité de lectura han sido los encargados de determinar qué títulos pasan a esta fase del certamen.
De esta forma, los seleccionados son: Visión desde el fondo del mar, de Rafael Argullol; Diario Delirio Habanero de Luis Manuel García Méndez; La aventura del Muni de Miguel Gutiérrez Garitano; De Tarragona a Santiago y Finisterre, de Enrique Gómez León; Calle Amazonas, de Bernardo Gutiérrez; Hotel España de Juan Pablo Meneses; La Odisea de Marco Polo, de Harry Rutstein y Un naturalista y otras bestias, de George B. Schaller.
El IV Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid está dotado con 13.000 euros, de los cuales 10.000 serán para el autor y 3.000 para la editorial responsable de la publicación. El fallo del premio tendrá lugar el próximo mes de junio y la entrega se celebrará en Alicante, provincia que este año preside el Consorcio Camino del Cid en una fecha aún por determinar.
-----------------------------------------------------------------------------------------------
Cuando trabajaba de geólogo en las montañas de Cuba, si yo tenía sed y estaba por el monte, yo veia dos casas, una muy atildada y un bohío cayéndose, iba al bohío porque allí me ofrecían agua e incluso café,(...) esa solidaridad de la pobreza todavía la encontré en Cuba y para mí eso es un indicio de salvación.


Luis Manuel García Méndez